Réplica al catedrático de Ética, Javier Sádaba.