¿El nacionalismo es una enfermedad que se cura viajando?