El departamento donde nunca pasa nada.