Sobre la libertad, la sexualidad y el delito: una evocación a John Stuart Mill