COVID-19

Volver
Tapa anterior de la cubierta del libro de Xabier Vila-Coia titulado "Covid-19"

COMUNICADO DE PRENSA

Covid-19, sociolingüística, filosofía del lenguaje y fotografía


«COVID-19» (julio de 2021), de Xabier Vila-Coia, es una obra concebida por su autor durante el confinamiento establecido por el gobierno de España en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19; situación excepcional que se extendió desde el mismo día 14 de marzo hasta el 21 de junio de 2020. Fue en este período en el que se tomaron las fotografías que la constituyen, la mayoría de ellas realizadas contraviniendo las prohibiciones del citado Real Decreto.

El libro lo integran ciento sesenta y ocho imágenes seleccionadas de entre más de siete mil captadas en la ciudad de Madrid; sobre todo en el distrito de Moncloa, en particular en el barrio de Argüelles, además de en Gran Vía, Puerta del Sol, Chueca, Malasaña, Chamberí, Cuatro Caminos y el distrito de Salamanca. La selección se hizo bajo la premisa de que todas habrían de contener texto; excepto en la cubierta y en una página de los interiores, no se reproducen instantáneas solo con personas, ni tampoco escenas callejeras sin presencia de palabras escritas. Esta decisión se adoptó porque en COVID-19 la protagonista es la palabra, no la imagen.

Durante el estado de alarma se difundieron dos tipos de mensajes capitales:

Por un lado están los oficiales, los comunicados del poder y de los expertos (que no son el objeto de estudio de esta investigación), cuyo propósito último fue atemorizar a la gente para que obedeciera ciega y absolutamente sus decisiones.
 


Por otro lado tenemos los mensajes de las empresas (algunas igualmente poderosas, aunque con intereses diferentes a los de los gobernantes y especialistas), los trabajadores autónomos, los pequeños comerciantes y, como no, los de personas anónimas; en general, se caracterizan por lo contrario, por tratar de ahuyentar el miedo y transmitir ánimo y esperanza además de, en contadas ocasiones, acerbas críticas a la labor del gobierno y de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Todos estos mensajes se hicieron públicos en distintos soportes: escaparates y pantallas de negocios privados, puertas de acceso y ventanillas de instituciones, columnas y paredes de edificios, balcones y ventanas de domicilios particulares…
 


Escuchamos, entonces, distintas voces. Está, en primer lugar, la «voz del miedo», que nos habla a través de aquellos que lo sienten. Tenemos, asimismo, la «voz de la incertidumbre», la de la resignación, la de la fe… y, entremezcladas con ellas, las del agradecimiento y la crítica. Son voces que se diferencian por su contenido y por quienes las profieren. A veces se emiten en inglés, cuando se pretende que alcancen a quienes dominan esta lengua.
 


Así pues, COVID-19 no es un libro de epidemiología, ni de virología, ni tampoco de fotografía artística. Está usted ante un trabajo de sociología lingüística y de filosofía de lenguaje, en el que podemos encontrar aplicaciones prácticas de los «juegos del lenguaje» que Wittgenstein describe con minuciosidad en sus Investigaciones filosóficas.
 


En efecto, en los textos de las fotografías se advierten juegos del lenguaje en torno a las preocupaciones, los temores, las dudas, la pesadumbre, la desazón y las consecuencias generados en la población por la pandemia; y sobre las decisiones adoptadas por las autoridades de toda índole y lugar para tratar de atajarla, pero también vinculados a sentimientos de confianza y a deseos de superación de la tragedia. Estos juegos tienen un origen diverso y sus protagonistas son agentes privados y públicos, personas y organizaciones: estudiantes, peluqueros, tenderos, hosteleros, mecánicos, libreros, cines, teatros, museos, universidades, juzgados, etcétera.
 


El objetivo de este ensayo fotográfico-textual es coadyuvar a que los ciudadanos tomen conciencia de la importancia que tiene la forma en que empleamos el lenguaje, mucho más trascendente que su propia significación puesto que no es la lengua per se la que nos conforma la mente de una determinada manera, sino la utilización finalista que de ella hacen las ideologías de todo tipo: políticas, religiosas, educativas, intelectuales, morales, judiciales, sanitarias… De ahí el supremo afán de todas ellas por imponer el uso de la lengua que a sus fines interesa.
 

 

Más información acerca de «COVID-19»:

Vídeo sobre la concepción de la obra

Vídeo sobre la producción material

Cubierta completa

Metadatos


Solicitud de ejemplares:

lapinga.ediciones@gmail.com


Contacto:

xabier@vila-coia.com